martes, 28 de agosto de 2012

Ya estamos de vuelta

Por fin, sí, sí por fin vuelve la F1 después del parón veraniego. Para muchos este mes ha sido un terrible sufrimiento porque aunque nos hallamos podido refugiar en otros deportes, la F1 es la F1 señores.
Y es que no hay nada como el sonido de los motores, pufff maravillo!!

El GP de Bélgica acoge el regreso del gran circo y lo hará hasta 2015 por eso de que ha renovado su acuerdo con la FIA.

Spa es para muchos uno de los circuitos más espectaculares y el más difícil del calendario, y no sólo para nosotros sino especialmente para los pilotos.

"Spa es uno de los circuitos favoritos de todos los pilotos. Es espectacular y difícil, pero no solo por el tipo de curvas sino por la climatología, ya que una parte del circuito puede estar seco y otra mojada, así que hay que saber adaptarse rápidamente.
Spa es un circuito que gusta mucho a los pilotos porque es el más largo del mundial y tiene una combinación de curvas rápidas y lentas, además de estar ubicado en una zona muy bonita. Es un circuito de carga media y las temperaturas no son extremas por lo que no deberíamos tener problemas de fiabilidad"dice Pedro de la Rosa.

Si tenemos en cuenta que el tiempo en Spa siempre es imprevisible, podemos tener un regreso espectacular y disfrutar una vez más de una carrera apasionante; sumémosle la histeria o excitación nerviosa de Lobato... esa que nos contagia a todos y nos pone a hiperventilar (cuánto echo de menos esa sensación...)
Y esperemos que de ser así, el Ferrari siga yendo bien en agua...



Y si nosotros teníamos ganas de que volviera la F1, imaginaos las ganas del Nano.
Esto nos decía en Twitter hace pocos minutos:

"Semana de GP!! Después de unas vacaciones en las q hemos preparado a conciencia las próximas carreras! Cuanto habéis echado de menos la F1??"

Pues mucho Fer, mucho muchísimo. Esperemos que el duro entrenamiento haya merecido la pena.



POR FIN F1!!!

sábado, 25 de agosto de 2012

Perso...


De repente la puerta se cerró, tu mirada se me clavó, mi corazón guardó tu voz, guardó aquel instante en lo más profundo de mi alma...

La luz se apagó, perdí la razón ¿dónde estás? ¿Qué pasó? ¿ya cruzaste?

Me sentí vagando en las tinieblas. Te sentía conmigo, tras de mí como una sombra, como un ángel blanco...

Me creí morir, te busqué, no te veía pero te intuía. Sentí tu mano coger la mía, sentí tu presencia junto a mí cada noche... mi sombra blanca.

Entre tanta oscuridad vestí de blanco aquel día como tú siempre me pediste que hiciera... y me abrazaste y cogiste mi mano y no la has soltado.

Tú tratas de guiarme, de dibujar el camino en lo oscuro... quieres protegerme, quieres que no caiga pero lo hago.

Me dejé ilusionar, le creí, me golpeó, me dejé morir de nuevo... y siempre me dijiste que por él nunca.
¿Por qué no escuché tu voz entonces? ¿por qué me dejaste hacerlo si sabes que sin ti no puedo?

Tú eres el equilibrio, tú eres todo. A veces siento que me reclamas al otro lado, que cruzo tu puerta que hoy está más allá... es como morir, es como sentir lo que no puedo explicar ¿o será que ya estoy allí?

Sé que sin ti no puedo, sabes que lo intento pero sigo escribiendo en la herida. Me dejaste aquí, con gente que miente, sin saber si el demonio viste de mujer o de hombre. Del hombre me tienes que proteger ¿lo recuerdas? hazlo, recuérdamelo.

Quererte no se olvida. Guardo el aire de tu risa. Tus palabras aquel día, aquel último día son mi día a día.
No me dejes, nunca lo hagas, enséñame, ayúdame, vuelve a iluminar mi vida ¿cuál es el camino? ¿abro puertas? ¿o ventanas? ¿busco puertas? ¿o ventanas? ¿busco la ventanita?
¿Estará ahí? ¿será para mí?

Hoy entiendo que lo que me dijiste por última vez era para alertarme "No te pierdas, cariño, no te pierdas" pero lo he hecho... ayúdame.