lunes, 15 de noviembre de 2010

ORGULLOSOS DE FERNANDO


¿Quién nos iba a decir que Renault sería nuestro verdugo? Las cosas se dieron así.
Fernando logró ser 3º el sábado y salía por delante de Webber, a priori todo estaba a nuestro favor.
En la salida Button adelantó a Fernando (algo que era muy probable y que ya predijo el propio piloto) ahora era 4º, seguía estando por delante de Mark.

El punto de inflexión fue el accidente en la primera vuelta entre Schumacher y Liuzzi, que provocó la salida del SC. Pilotos como Petrov, Rosberg o Jaime aprovecharon para hacer su primer pit.

Webber rozó uno de usos neumáticos con un muro y notó una pequeña pérdida de tiempo, lo que les bastó a los de Red Bull para enviarle a hacer su primera parada. Ferrari volvió a copiar la estrategia de Webber (como venía haciendo en carreras atrás desde que Fernando comenzó la lucha con Mark) para defender la posición de Fernando con éste. Ferrari picó el azuelo, el enemigo ayer era Vettel más que Webber.
Al pobre Mark se la jugaron e indirectamente a Ferrari también, le salió redonda la estrategia a Red Bull que conseguía lo que quería.


Fernando salió en medio del tráfico y se tropezó con Petrov, al que fue imposible adelantar debido a las diferentes cargas aerodinámicas. El Ferrari era más rápido en las curvas, pero el Renault lo era en las rectas.
Fernando era 7º y Vettel 1º, con lo que no nos servía para ser campeones.
Vettel se convirtió en el piloto más joven en ganar en F1.



Seguramente Ferrari se equivocó en la estrategia, pero como dijo el propio Fernando, hacer valoraciones tras la carrera es muy fácil. Lo cierto es que como dijo Fer se te queda una sensación de tristeza, pero pasadas unas dos horas se podría valorar mejor las grandes cosas que se han conseguido este año.


Reconoció que se le escapó alguna lágrima dentro del motorhome, porque todos los miembros de Ferrari le abrazaron y le consolaron. Fernando dijo que hay que saber perder, que esa también es la esencia del deporte. Siendo el bicampeón mundial más joven de F1 no tiene nada que demostrarle a nadie, algo que sabe y que dijo. Sólo tiene 29 años, aún le quedan muchos más. Si en este primer año con Ferrari han conseguido luchar hasta el final contra el coche más rápido, a poco que se mejore el año próximo se conseguirá.

"Tengo dos Mundiales y no tengo que demostrar nada. Este año he superado en victorias a Lauda y Fangio y tengo que estar orgulloso por ello. Si sigo ganando, bienvenido sea, seguiré luchando por ello".




Y es que Fernando no cambia, ya estaba pensando que el fin de semana que viene hay pruebas para probar los Pirelli, el trabajo para 2011 comienza pronto.
Así que se quedará esta semana en Abu Dhabi para seguir con el trabajo el próximo sábado.


Dijo y dijimos, que pasara lo que pasara esta temporada había sido maravillosa, y así ha sido. Ferrari se ha enamorado de Fernando y Fernando de Ferrari. Para nosotros, como ha sido siempre, Fernando ha sido, es y será el mejor piloto del mundo; la mejor persona dentro y fuera de la pista.
Por todo ello, por acercarnos un año más a su sueño y por infinitas cosas más, debemos estar ORGULLOSOS DE NUESTRO NANO.

La F1 se despide, pero habrá seguro muchas cosas que contar hasta que vuelva. Ya falta menos para que rugan los motores.




4 comentarios:

  1. Con el corazón todavía encogido, estoy ya deseando que empiecen los previos del 2011. Ahora tod@s somos más madur@s.

    ResponderEliminar
  2. Hola Monica te comento por primera vez en tu blog, esta muy chulo me gusta mucho, a lo mejor no te guste mucho el mio xq es de Mclaren jeje...yo opino que Fernando fue el piloto que mas trabjo en esta temporada y de verdad se merece el titulo, tambien comparto la opinion de pulguitaatodogas, ahora todos somos mas maduros y estoy seguro que Fernando dara mucho de que hablar la proxima temporada, lo mas probable es que sea mas competitivo que ahora...saludos Monica que estes bien

    ResponderEliminar
  3. Ah ya se me olvidaba, espero que no te moleste que te siga tu blog y en tu twitter jeje saludos Monica

    ResponderEliminar