martes, 9 de noviembre de 2010

HOY SIN TÍ...

"No te pierdas, cariño; cariño, no te pierdas" fue la última vez que escuché tu voz, lo último que me dijiste mientras veía tu reflejo en el espejo de la entrada de la puerta. Estabas sentada en tu sillón, con tu toquilla azul sobre los hombros, estabas ahí, dónde siempre te encontraba.
Hoy hace un año de aquello y sin embargo lo recuerdo como si hubiera sido hace tan sólo una milésima de segundo.

Lo recuerdo cada día de mi vida, a cada segundo, como siempre. Cuándo te fuiste me fui contigo, sigo aquí abajo como una máquina que está programa para continuar ejerciendo su tarea, sin pensar, sin sentir.

Dicen que te acostumbras a esto, a vivir con ello, que el tiempo lo cura todo. MENTIRA. No se aprende a vivir nunca, jamás sin la persona que uno más ama en la vida, no se aprende a vivir con el dolor porque eso nunca muere. No me acostumbro ni lo haré jamás a no ir tu voz.

Te siento conmigo como siempre. Para mí esto nunca pasó, siento que no es real, que sólo es una pesadilla, que en cualquier momento me voy a despertar y tú estarás ahí, en tu sillón.

Te hecho tanto de menos, necesito tanto que me escuches, que me preguntes cómo siempre hacías qué tal me ha ido el día, qué he hecho hoy, qué me pasa... necesito que te preocupes por mí, qué te importe cómo estoy.
No sabes cuánto me arrepiento de haberte dicho que me dejaras en paz, que no me preguntaras más, que no te iba a contar nada porque no quería...ahora no tengo a nadie que se preocupe por mí.

Me acuerdo de cuándo dices que si el cariño se pudiera medir en una balanza, tú me quieres más que yo a ti. Yo te digo que no es verdad, que yo te quiero mucho más, tú dices que entonces nos queremos igual, lo mismo.

Sé que estás conmigo y sujetas mi mano. Sé que me proteges desde allí arriba, que estás en mis sueños y en mi día a día porque siento tú presencia. La siento desde que tu alma se salió de su cuerpo y se quedó conmigo. Sé que estamos juntas y que lo único que pasa es que yo no puedo verte y tú a mí sí. No puedo verte pero te siento...

Te quiero con toda mi alma, gracias por cuidar de mí, gracias por no dejarme nunca. TE AMO abuela. Mí mama Lola...

2 comentarios:

  1. que bonito!! pues si, las abuelas son algo muy grande.. muy bonita dedicatoria a tu abuela.. :)

    ResponderEliminar