jueves, 11 de noviembre de 2010

ABU DHABI, SENTENCIA



Sólo Fernando es capaz de pasar un día en un parque de atracciones (parque temático de Ferrari) y montarse en una montaña rusa (la más rápida del mundo por eso de Ferrari) faltando sólo 3 días para poder convertirse en tricampeón mundial de F1. Es alucinante.
Los pilotos llegaron ayer y sobra decir que Fer lo primero que hizo fue coger su bici y dar sus vueltitas al circuito. Se había quedado con las ganas el pobre de hacerlo en Brasil ya que la bici estaba rota, pero ayer Ferrari la tenía arregla. Y es que para Fernando hacer esto cada miércoles de GP es como un mandamiento, un poco quizás también de superstición; forma parte de la rutina del fin de semana. Rutinal que no se repetirá más esta temporada que ya finaliza.


Hoy había rueda de prensa de los cuatro hombres que se juegan el Mundial el domingo. El más tranquilo es Hamilton dado que es el que menos posibilidades tiene. Vettel ya empieza a decir que todavía tiene tres días para decidir si ayuda o no a Mark.
Un Mark que estaba muy preocupado por si tenía bien abrochada la bragueta. Él y Fer cuchicheaban en rueda de prensa y gastaban bromas.



No sabría qué decir acerca del estado de Fernando, parece tranquilo, relajado, confiado y sobre todo muy concentrado. La profesión va por dentro y yo diría que se le nota más tenso y puede que un poco más nervioso que de costumbre, pero vamos es algo normal cuando se está jugando ganar o perder un mundial.



En caso de o ganar, no lo lamentaría: "Siempre es triste perder el título en el último momento, pero en mi caso no tendré motivos para estar decepcionado con el 2010. En los últimos dos años luchaba por estar en la Q3.
En general, no importa lo que pase el domingo, siempre guardaré grandes recuerdos de 2010".
La verdad es que pase lo que pase, lo que Fernando ha logrado hacer en su primer año con Ferrari sólo es algo superable por él mismo. Posiblemente esté conduciendo mejor que nunca, los últimos años han sido duros, le han servido para tener una mayor experiencia y hacerle luchar con más ganas por este Mundial.


No le importa qué hagan los Red Bull, él tiene claro qué debe hacer: "No voy a perder un solo segundo de mi energía en pensar qué va a pasar el domingo por la tarde, hay mucho que hacer el viernes y el sábado para preparar adecuadamente el fin de semana. Nuestro objetivo es ganar la carrera o acabar en la segunda posición, y creo que podemos conseguirlo. El segundo lugar es suficiente para ser campeón matemáticamente. Y a partir de mañana hasta el domingo vamos a centrarnos en conseguir nuestro objetivo".



Pues sí, a partir de mañana comienza el desenlace, posiblemente el fin de semana más importante de nuestras vidas. Y dicen los ignorantes que no sienten lo que siento yo por este deporte, y sobre todas las cosas por Fer, "¿acaso si el Alonso gana el Mundial ya vas a comer por eso, qué más te dará a ti?".
¡Ay...pobres! Dejemosles en su mundo de infelicidad, esto nunca lo entenderían.
Recordad, mañana a las 10:00 los libres1.




















2 comentarios:

  1. Es la primera vez que he visto a Fernando con cara de estar pasando hasta miedo, tenso, agarrotado, sabiéndose filmado y queriendo aparentar tranquilo, pero le delataban las manos aferradas a la barra... me refiero a esa montaña rusa en que se montaron: mientras Felipe levntaba los brazos y se le notaba disfrutando, Fernando parecía estar pasándolo mal: ¿síndrome de copiloto?.
    Menos mal que mañana es él quien pilota.
    Prepárate para disfrutar un fin de semana de pasiones y emociones.

    ResponderEliminar
  2. pulguitaatodogas: No puedo estar más de acuerdo contigo...

    ResponderEliminar